martes, 14 de febrero de 2012

Este blog es una estafa - Red velvet cupcakes

Mis primeros cupcakes decorados. ¿Se les puede llamar así? No sé si lo digo por el "decorados" o por el "mis".

En Navidad, mis padres me regalaron un set de boquillas para decorar cupcakes. Por fin me he atrevido, o he encontrado el momento, o lo que sea. Así he experimentado también con mis moldes para tabletitas, aunque yo no soy una experta en los bombones, como otras.
¿¿Dónde está la estafa?? Yo preparé los cupcakes. Yo preparé las tabletitas. Yo preparé el frosting. El taster fue el que utilizó la manga.
Menos en estos que aquí veis, que fueron mis primeros pinitos...
 
¡¡Chicos, sonreíd a la cámara!! ¡¡Que os he decorado yo!!

¡¡Qué desastre!! Pero bueno, sigo ensayando, ya veréis ya... (ejem, ejem, cof, cof).

Mi ilusión por hacer algo al estilo red velvet era, básicamente, el color. No pensé que de sabor me fueran a decir mucho. Esa mezcla de chocolate, suero de leche y vinagre no sabía qué resultado daría. Ahora resulta que el sabor no lo sé describir, ¡¡pero me encanta!! La mezcla es algo que no sabe a nada en concreto, pero que sabe a todo, que está buenísimo, quedan jugositos, fresquitos (bueno, si no los tomas recién hechos), y además, la parte de arriba queda de lo más crujientita.


Hace ya un par de años que teníamos además estas cápsulas para cupcakes, así que la fecha se veía idónea. San Valentín, cupcakes, y colorante y candy melts rojos.

Tenía muchas recetas, pero he usado esta de Alma, de Objetivo: Cupcake perfecto. Con ella me han salido 10 cupcakes. Los primeros un poco crecidos (rellene 2/3) y los segundos un poco más planos (ahí rellené las cápsulas 1/3).
Del frosting sobró bastante (no tanto como la mitad, pero casi). Para que saliera algo decente, fisgamos algún vídeo en Youtube.
He de reconocer otra cosita (además de la estafa de mi invento :P ).
A mí, de estos frosting y de los buttercream, visualmente me gusta que sean muyyyy sólidos, como los que vemos en muchas páginas, porque queda más bonito a la hora de formarse.
Pero de sabor no me gusta nada, el azúcar glass me gusta en galletitas, bizcochos y demás, es decir, tras el horneado. Pero así, en crudo, por mucho que lo deshagas, no me gusta nada.
Así que no puse tanto glass como pedía, lo justo para que se dejase manejar, así estaba rico y pude hincharme a base de bien.
En fin, que soy más de esos frosting que llevan menos glass y más mantequilla/crema, porque de sabor me gustan, pero que para decorar unos cupcakes, hay que hacer estos sacrificios :P

Y hasta aquí llega mi mano con la manga...
Os dejo con la receta :) Ya digo, los cupcakes de Objetivo: Cupcake perfecto, y la cobertura también suya (aunque preparé menos), además de usar unos candy melts y mi molde para bombones con forma de tabletita para decorar un poco.

¡¡Feliz San Valentín!!

Red velvet cupcakes
Ingredientes (para 8-12 piezas, según tamaño):
Para los cupcakes...
- 55 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
- 100 gramos de azúcar (la original lleva 150)
- 1 huevo
- 1 cucharadita de vainilla
- 150 gramos de harina
- 1 cucharada de cacao amargo en polvo
- 120 ml de suero de leche / buttermilk *
- 1/4 de cucharadita de colorante rojo en gel (o a ojo)
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de vinagre blanco

* Si no lo tenéis, podéis hacerlo echando un chorrito de limón a la leche, y dejándolo reposar unos 5 minutos. También hay quien usa vinagre en lugar de limón.

Para el frosting...
- 25 gramos de mantequilla
- 95 gramos de Philadelphia
- 120-180 gramos de azúcar glass (empecé por 120, luego perdí la cuenta, pero así, a volumen, llegaría a unos 180...)

Para decorar...
- Candy melts (me quedaban 13, y me dieron para seis tabletitas)
- Otras ideas: M&M's o Smarties rojos, sprinkles o azúcar también rojitos, frambuesitas o frutas del bosque...

Preparación:
Preparamos los cupcakes...
Los ingredientes, a temperatura ambiente. La harina y el cacao (que añadiremos en dos tandas), bien tamizados.
1) En un bol batimos la mantequilla con el azúcar.
2) Añadimos el huevo y la vainilla, sin dejar de batir.
3) Echamos la mitad de la mezcla de harina y cacao, e integramos.
4) Agregamos el buttermilk y mezclamos, para después terminar de echar la otra mitad de harina con cacao.
5) Ahora ya echamos el colorante y mezclamos para repartir bien el color.
6) En un recipiente pequeño mezclamos el bicarbonato y el vinagre, y cuando haga burbujitas y espuma, lo añadimos a la masa y lo integramos.
7) Horneamos a 180º durante 18-20 minutos, o hasta que esté seco por dentro.
Las cápsulas de papel las meto en una bandeja de muffins. Las que rellené a 2/3 crecieron bastante, en las otras puse 1/3 y quedaron como veis en las fotos de las bajitas.
En algunas puse dos cápsulas, y en otras añadí la segunda después. Me gusta más cómo queda cuando pongo los dos papeles antes de hornear. Con un solo papel quedan fatal (al menos con esta mezcla de bizcocho tan oscura).

Para las chocolatinas...
Usé los últimos candy melts que me quedaban, pero con 13 me dio para 6 chocolatinas.

1) Derretimos los candy melts en el micro. Poquito a poco.
2) Con una cucharita echamos sobre los moldes, damos unos golpecitos para que se reparta bien y no se hagan burbujas (aunque a mí sí se me hagan). Alisamos la superficie si es necesario.
3) Dejamos enfriar en un lugar frío. Luego podemos meter en la nevera o conservar fuera, según la temperatura que tengamos.
Yo los dejé a temperatura ambiente, y sin ningún problema. En unas 4-6 horas se pueden desmoldar (al menos a las temperaturas que estamos teniendo, y a pesar de la calefacción).

Para el frosting...
1) En un bol echamos la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar glass y el queso frío.
Mezclamos un poquito a mano, y luego ya pasamos a la batidora de varillas, con cuidadito, tapando pra que no nos salga por el aire todo el azúcar (odio manipular el azúcar glass!). Conseguiremos una textura homogénea, que no haya grumos de glass, pero sin pasarnos tampoco de batir.
2) En mi caso, yo lo metí en la nevera unos 5-15 minutitos. Cogí la manga, le puse la boquilla, eché el frosting y al frigo.
Luego ya estaba listo para decorar. Pero si hacéis una cobertura con más consistencia, este paso es prescindible, y hasta contraproducente :P


Y nada, previa visualización de vídeos en Youtube, usamos nuestra 1M de Wilton (yo uso, nosotros usamos, tú usas, él usa...), y coronamos con unas tabletitas, ¡¡y por fin podemos desayunar!!

15 comentarios:

  1. Yo hice la red velvet dos veces hace tiempo. La primera salió bien pero la segunda apelmazada.
    Mi hermana, que no es de dulces, se la comió encantada, le chifló, sin embargo a mí no me gustó.
    La primera vez usé un bote entero de wilton rojo!! muy mal... vamos, que se me han quitado las ganas...
    Pero tus cupcakes se ven tan esponjositos y ricos...

    ResponderEliminar
  2. Interesante el sabor de los cupcakes, ese sabor indefinido me tiene intrigada.
    Voy detrás del molde de pastillita de chocolate, es monísimo.
    Y con los buttercream y demás me pasa como a ti, no me gustan, con mantequilla, con queso, con lo que sea, los encuentro demasiados dulces. Al final con nata bien montada es como más me gusta.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Menudo arte que tiene el taster con la manda, de estafa nada!!! Tienen una pinta estupenda. Nunca los he probado. Aunque he comprado todo tipo de colorantes y de vez en cuando los uso, todavía no me acostumbro a comer bizcochos de colores, jeje

    ResponderEliminar
  4. Isabel, ¡¡usaste un bote entero!! Eso sí que tuvo que salir red velvet ;) ¿Quedarían apelmazados por eso? Porque yo no me creo que tú hagas un bizcocho o magdalena apelmazado, jajaja.

    Tienen un sabor que no es excesivamente dulzón-empalagoso, así que entiendo que a tu hermana le gustasen ;)

    Clemen, igual hay alguien que lo sabe definir, pero yo, en serio, no soy capaz, sabe a todo y a nada. Lleva tan poquito cacao, que no puedes decir que sepa a chocolate, aunque evidentemente, su sabor esté ahí con el resto de ingredientes; y lo mismo con el buttermilk y el vinagre. La vainilla sí que se aprecia más en sí misma, pero el resto son un sabor-mezcla.
    El molde te lo recomiendo, ¡¡es una pasada!! Quiero usarlo para pegar en galletas, pero tengo miedo de que se me despegue entero.
    A mí la nata montada no me dice tampoco mucho, prefiero un buttercream, pero con mucho queso/mantequilla y poco azúcar glass. Es decir, no muy ideal para decorar :P

    Olivia, bueno, bueno, no nos pasemos, vamos a decir que el taster tiene una mano aceptable, y que lo que pasa es que mis cupcakes eran muy buena base, jajajaja
    La verdad es que, acostumbrada a mojar un palillo para teñir cualquier cosa, usar 1/4 de cucharadita me daba remordimientos, ¡¡pero un día lo vale!! Aunque yo también los prefiero para otra cosa (macarons, merenguitos...) que en bizcocho, porque incluso en una galleta me chocaría menos.

    Un besito, chicas!

    ResponderEliminar
  5. Aún no me he estrenado con el Red velvet, pero si puedo decir algo es que los veo muy bien!!! me han dicho que salen muy ricos, los tendré que probar!!! Muaks

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, que bien ver que hay alguien más como yo... yo también seguiré intentándolo!!! ;) Besos. Por cierto, a mi también me sorprendió el red velvet, eso sí, a los dos días estaban duros como piedras!!! ajajaja.

    ResponderEliminar
  7. Jo, pues qué bonitos! Si vieras la gracia que tengo yo con la manga pastelera (sólo la uso de manera medio decente con galletas decoradas) xD Por eso cuando decoro alguna tarta o cupcake tiro por la vía del estilo "rústico" :P
    Me pasa lo mismo que a ti con los frosting y buttercreams... Veo tartas y cupcakes preciosos por la red, pero luego... no me gustan tanto, me empalagan, me cansan, y la intolerancia a la lactosa hace que tanta mantequilla o nata o queso me siente mal. Pero son tan bonitos!
    Los tuyos sí que me los comería a gusto, que además la textura que tiene la miga parece perfecta, además de preciosa! Siempre me fascina el color rojo de un buen velvet :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. He tenido ocasión de probarlos y son deliciosos, me encantan!!! preciosos:)

    ResponderEliminar
  9. Me encantan tus recetas, tan variadas y tan ricas. Pásate por http://hola-olivia.blogspot.com que te he dejado un premio!

    ResponderEliminar
  10. Silvia, sí que salen ricos, sí ;) Y muy vistosos :P

    Nina, me preocupa lo que dices de los dos días. Porque el taster se llevó los que no nos desayunamos para sus padres. ¿¿Qué habrán pensado?? Jajajaja

    Akane, pues seguro que más mano que yo ya te das, pero sí, es que tiene su cosa la manga, ¿eh? Yo estoy segura de que me sale mal hasta un churro, jajaja

    Además, creo que con lo que nos pasa con el sabor del buttercream, tampoco nos vemos muy animadas a hacer un curso intensivo de mangas :P

    Mary, muchas gracias. Yo solo había probado una vez que compré uno en un puesto, pero la verdad, no me dijo mucho el sabor. Me pareció un bizcochito normal con colorante, estoy segura de que tenía el color, pero no los ingredientes de los red velvet ;)

    Olivia, ahora voy a recoger ese premio, pero ya de antemano te doy unas gracias muy grandes por acordarte de mí ;)

    Un besito, chicas!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu visita, me ha encantado descubrir tu blog, parece tan fácil leyendo tus explicaciones, no sé si yo tendría tanta maña!!!una pinta alucinante!!!!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué ricos! Y qué monas las tabletitas en rojas.

    Besos,

    ResponderEliminar
  13. Te han quedado geniales y no dejes que nadie te diga lo contrario, ya daría yo porque me quedaran así. Acabo de conocer tu blog y con tu permiso me quedo de seguidora que me gusta mucho todo lo que veo.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Qué pinta tan estupenda. Buen trabajo, enredante y taster.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Va de pan, con esos panes que haces, estoy segura de que unos simples cupcakes los bordas ;)

    Julia, ¡¡muchas gracias!! Nada que ver con tus creaciones, pero bueno, una también tiene que intentarlo ;)

    Delicias, bienvenida ;) Un placer que desde Barcelona a Buenos Aires tengas tiempo para una parada en Madrid ;)

    Raquel, ¡¡gracias!! Qué visita más espontánea, jajajajajjajaja.

    Un besito, ¡¡chicas!!

    ResponderEliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!