lunes, 4 de febrero de 2013

Cita a ciegas con el Reblochon y pato con reducción al Marnier

Sé que lo habéis pasado mal por mí.
Por mis anhelos de Reblochon.
Por mi ataque de histeria al no conseguirlo.
Por mis desgraciados paseos buscándolo por toda la ciudad.
No os lamentéis más.

Las cosas son así, cuando no lo necesitas lo ves todos los días, cuando quieres hacerte con ello, desaparece, y cuando ya has buscado alternativa y pasas totalmente, está en todas partes.
Así que hallábame yo Hipercor, Cambozola en una mano, y queso con manzana y canela en otra, cuando leí desde más lejos de lo que la vista (os lo juro, mi vista se agudiza a veces, tengo una especie de radar, y no, no estoy loca, preguntad al taster, él lo confirmará) me da la palabra Reblochon, me deshice del Cambozola, fui como una pava groupie a por el queso y avergoncé al taster.

¿Lo veis borroso? Son las lágrimas de emoción que empañan vuestros ojos...
¡¡Tenía mi reblochon!!
Y repetimos tartiflette, esta vez con el susodicho, como god manda.
Al taster le gustó mucho más con Reblochon que con el Pont-l'Évêque normando.
A mí, sin embargo, me gustó muchísimo más el anterior, el del quesito normando, que tenía un sabor suave, pero más pronunciado que el Reblochon.
Es lo que tienen las citas a ciegas, unas veces sabes que van a ser un éxito, y otras, eso es lo que te piensas.

No sé, la próxima vez hacemos un 2 quesos, para ponernos de acuerdo. O lo preparamos en mini-cocottes... :P
La receta es la misma que en la anterior tartiflette, así que el enlace sigue ahí, y os vuelvo a dejar la original, en la que yo me basé.
Mi propósito para 2013 es que el mayor número posible de gente preparé una tartiflette...

Y para acompañar, un plato muy rico y sencillo, no muy pesado :)
Y un excesivo uso de la botella de Marnier, que esta va con corcho y el taster no me puede trancar la botella.
Un confit y una reducción de Marnier.

Muslo confitado de pato y reducción al Marnier
Ingredientes:
Para el pato...
- 1 muslo de pato confitado
- 1 puñadito de azúcar de caña
- Unos 45 ml de Marnier
Para la ensalada...
- Mezcla de lechugas
- Remolacha rallada
- Unos picatostes (estos, comprados, eran al ajo)
Para la reducción al Marnier... *
- Unos 125 ml de vinagre de Módena
- Unos 30-45 ml de Marnier
- Una pizquita de sal

* Yo la próxima vez aumentaré bastante las cantidades, por un lado, porque reduce mucho, y por otro, porque sale una salsita muy muy buena, que no solo vais a querer para la ensalada, sino también para la propia carne de pato :P

Preparación:
Unas horas antes de cocinar el pato...
1) Lo sacamos de la lata en la que viene confitado, retiramos la grasa, que reservamos para luego hornearlo.
Cubrimos por todas partes con Marnier y lo dejamos macerando hasta el momento de cocinarlo.
Vale, ya me entra hambre, ¿y ahora?
2) Cuando vayamos a cocinarlo lo pasamos a una fuente con su grasa, añadimos si queremos más Marnier, y cubrimos bien la piel con el azúcar.
3) Horneamos a 200º en la parte alta del horno durante unos 15-20 minutos.
Habrá que vigilar para que no se queme la piel, si vemos que peligra, podemos bajarlo en el horno o cubrirlo con aluminio.
Mientras cocinamos el pato, hacemos la reducción...
1) Calentamos en un cazo el vinagre de Módena y dejamos reducir, controlando el fuego, si vemos que burbujea demasiado, o que se va a quemar, lo vamos bajando.
2) Cuando ya esté empezando a espesar añadimos el Marnier, y seguimos cocinando, para reducirlo.
Tendremos la mitad o algo menos de volumen respecto al inicial. Tampoco queremos que espese mucho y tener un caramelo, así que hay que sacarlo en el momento exacto.
Et voilà...
-) En el plato en que sirvamos ponemos las lechugas y la remolacha, colocamos en el centro el confit de pato, echamos unos picatostes, si queremos algún fruto fresco o gajos de mandarina, y regamos con la reducción, que le va bien tanto a la ensalada, como a la carne.
Si lo veis borroso es que aún seguís emocionados.
Hace justo un añito: Os enseñaba la tarta de Maltesers que había hecho a mi mejor amiga en su cumple muchos meses antes. A las amigas, si no años, se les quita algún mes ;)

12 comentarios:

  1. Basta que no busques una cosa para ¡zas!, te la tropieces tropocientas veces... No sé cuál plato me gusta más... mmm... a ver... ¡los dos!. Lo de la tartiflette me ha gustado. Un beso,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iratxe, van los dos juntos, hoy no hay que elegir :P

      Un beso!!

      Eliminar
  2. Esse pato esta com um aspecto super tentador, apetece ``roubar`´ esse prato...
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sao ;) Para lo fácil que es, el resultado es de 10 :P

      Un beso!

      Eliminar
  3. Paula yo también soy adicta al reblochon y en definita a todos los tipos de queso!!!!! no te puedes imaginar, me vuelvo loca con las tablas de queso ......¿has probado el queso de Banon? es francés...me encanta! bueno vamos a lo que vamos, este muslo de pato tiene que estar de rechupete con el Marniere .....ideal! un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí fíjate, que el Reblochon no me fue tanto. ¡¡¡El Banon sí que me encanta!!!

      Eso sí, yo también me vuelvo loca con las tablas de queso!!

      Un beso!!

      Eliminar
  4. Me dejarás que ponga la ensalada por otra parte, ¿no? Eso, o que espere a que el pato se atempere para desmigarlo con las manos y añadírselo a las hojas verdes. Es una manía, oye. ¡Ah! Después de taaaaanto llorar con que no había reblochon por ningún lado, ¿ahora resulta que no te gusta tanto la tartiflette con él? No hay quien te entienda, Paula. Menos mal que hay algo de cordura en ti y te digas en preparar platazos como el de hoy, porque si no...

    A todo esto, ¿vale la pena pillar una botella de Marnier? Llevo un tiempo pensándomelo, por eso de mi alcoholismo pronunciado, pero siempre, a última hora, pienso que quizás me salga más barato el vino, que taja lo mismo y cuesta dos duros. Lo que realmente quiero saber es si su sabor es taaaaan bueno, porque he visto a Robin Food usarlo mucho, ahora tú, y me pica bastante la curiosidad.

    ¡Besos!

    P.D. ¡Grasa de pato! Si no fuera porque me sienta como un tiro, mojaría pan en ella hasta reventar.
    P.D.D. Cuando te pones, ¡te pones! No hay quien te pare. En serio, muy bueno :-D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, no me das tiempo a nada, mira que eres exigente...

      Sí, después de taaaaaanta lata y taaaaaanta vuelta, el Reblochon no me dijo gran cosa, y sin embargo, su sustituto de aquel día, el queso normando que no era más que el segundo plato, se ha convertido en un gratísimo descubrimiento.
      Sea como sea, la tartiflette hay que probarla xD

      A mí me vale muchísimo la pena la botella de Marnier.
      ¿Haces cualquier postre? Sobre todo con chocolate, almendras o naranjas. Ahí está el Marnier.
      ¿Haces una carne? Sobre todo si es pato o algo así.
      Ahí está el Marnier.
      Y si quieres hacer hamburguesas, ensalada, arroz, ¡¡para todo está el Marnier!!
      Pasas por delante del mueble y te apetece un traguito, ¡¡ahí está el Marnier!!

      No sé, a mí si me merece mucho la pena, porque me encanta.
      Es más barato el Cointreau, si quieres empezar por la versión suave, a ver qué tal; pero a mí me gusta mucho más el Marnier.

      PD: Uy, pues las patatas cocinadas en grasa de pato son geniales.
      PPD: Y ahora he visto que en el super alemán la venden, así que es mi próximo objetivo :P
      PPPD: Y si me das tiempo, desmigo la carne, ¡pero no me agobies!

      Eliminar
  5. Jeje, tu si que sabes te quesos!!! Leyendo la entrada es casi como otro idioma para mi, que yo con Gouda, Mozzarella y Feta ya tengo bastante :D
    El pato parece riquísimo!! Con la salsita de Marnier y vinagre de Módena... uhm... que bueno.
    Yo salvo vino o sidra, nunca uso alcohol para cocinar, pero igual debería cambiar un poco que las salsitas esas reducidas estan buenísimas.
    Un besin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Merle, ¿qué voy a saber?, ¡¡ya quisiera!! ¡¡Con todos los que hay!!

      El vino y la sidra son muy buenas opciones para cocinar, pero si de vez en cuando le echas otro licorcito, uno que vaya bien con esa receta, ¡notarás el cambio! Queda muy bien ;)

      Un beso!!

      Eliminar
  6. Paulaaaaa, Reblochon, no me lo puedo creerrrrr!
    Me alegro de que lo hayas encontrado!
    Unos platos estupendos, guapa!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aurélie, pero mira qué complicada soy, que me gustó más el queso de la otra vez!!
      Que el Reblochon está bien, sí, pero no ha sido un descubrimiento de esos de: "Vaya queso que he 'conocido'", hay otros que me gustan mucho más ;)

      Un besito, ¡y gracias!

      Eliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!