lunes, 25 de febrero de 2013

Hamburguesas de la casa (de la mía) v.2.0 con aros de cebolla de la de Sonia (¡¡que llevan Guinness!!)

Ya os prometí ayer que hoy venía con más (¡y mejor!)
Que comer pan con pan, por mucha remolacha que lleve...

Estos english muffins estaban pensadísimos para envolver mi hamburguesa de la casa.
Es una hamburguesa que ya ha estado por aquí, preparada con carne de costillas de cerdo (deshuesadas, ¡claro!), y que esta vez he hecho con ternera y un poco de presa ibérica, pero manteniendo las avellanas, los tomates secos y la manzana. También es una versión mejorada, porque he aprendido a preparar mis hamburguesas sin necesidad de añadir huevo para ligar (qué triste que tu arma para ligar sea un huevo batido, ¿no?).
Si para servir unas hamburguesas no puede faltar algo crujiente, y aunque las patatas fritas con un clásico, a mí no se me ocurre mejor opción que unos (buenos) aros de cebolla. Estos que no son de mi casa, sino de la exquisita cocina de Sonia, y tampoco los he preparado yo, sino que he dejado ejecutar al taster. 
Son los mejores aros de cebolla que he probado nunca jamás. Así, sin más...
Y no he probado pocos.

La versión original de las hamburguesas de la mi casa la podéis ver aquí, y en este otro enlace tenéis unas hamburguesas extra y los aros con Guinness de Sonia, de L'Exquisit.
Si os gusta la cebolla, no podéis iros de aquí sin pinchar ¡¡AQUÍ!!

Hamburguesas de avellanas, tomate y manzana
¡¡Anda que no queda chuli el tomate verde con el pan rosa!!
Ingredientes (para 2 hamburguesas):
- 300 gramos de carne (mezclé ternera con algo de presa ibérica)
- 1 puñado de avellanas troceadas
- 1 manzana (mediana) picada en daditos o rallada
- Unos taquitos de tomates secos
- Sal
- Pimienta
- Un puñado de pan picado
Para servir...
- English muffins de remolacha
- Rúcula y canónigos
- Unas rodajas de tomate (¡¡verde!!)
- Puré de manzana
- Queso cambozola

Preparación:
1) Picar las dos carnes y pasar a un bol.
Trocear las avellanas, los tomates secos y la manzana.
2) Mezclar (con las manos o una espátula) estos ingredientes junto con la sal, pimienta, y un poquito de pan picado (o rallado).
Cuando esté bien mezclado, formamos dos bolitas, aplanamos, y damos formas de hamburguesa.
Podéis hacerlo a mano, no tienen que ser perfectas, pero también podéis ayudaros de un cortador de galletas, para que queden más iguales. Yo utilice un chisme para formar hamburguesas, un cacharro que me regaló la madre del taster.
3) Envolver las hamburguesas en film transparente y refrigerar.
4) Antes de cocinarlas, las sacamos del frigo, para que cojan temperatura.
5) Calentar una sartén y pincelar las hamburguesas con aceite por un lado.
Cuando la sartén esté bien caliente, añadimos las hamburguesas, cocinando por el lado engrasado durante unos 5 minutos.
Pincelamos el otro lado con aceite, damos la vuelta, y cocinamos otros 5 minutos, más o menos.
5) Colocar en la base del pan la rúcula, el tomate, y encima, la hamburguesa.
En el otro panecillo irá el queso y la salsa de manzana.
Podemos manetenerlo caliente en un horno a 100º, si nos hace falta. En ese caso sin la rúcula ni el tomate, pero sí con el queso, para que derrita.

Y mientras, nos buscamos alguien que prepare esta maravilla de receta. Sí, ¡maravilla! ¡O más!

Aros de cebolla con Guinness
Ingredientes:
- 2 cebollas (usé una blanca y una morada)
- 330 ml de Guinness (u otra cerveza negra)
- 1 cucharada de miel
- 2 cucharaditas de mostaza
- 1 diente de ajo picado
- Unos 100 gramos (o lo que vayamos necesitando) de harina, harina de maíz y sémola (o bien solo harina)
- Sal
- Pimienta negra

Preparación:
1) Cortar las cebollas en aros.
Mezclar en un bol amplio la cerveza, miel, ajo y mostaza.
2) Sumergir lor aros en la mezcla de cerveza y dejar reposar durante 20 minutos.
3) Mientras, mezclamos en una bolsa las harinas con sal y pimienta.
Vamos calentando la freidora o el aceite.
4) Pasados los 20 minutos, escurrimos la cebolla y la vamos rebozando en la bola de la harina.
Freímos (nosotros teníamos la freidora a 190º, subiendo a 200º cuando perdía fuerza) hasta que estén dorados, y las vamos pasando a un plato con papel absorbente.
Si tenemos que mantenerlas calientes mientras hacemos el resto (nunca amontonéis los fritos en la sartén o la freidora, o el aceite perderá temperatura y los fritos no quedarán bien), podemos pasarlas a un horno a 80-100º.

24 comentarios:

  1. Gracias por el enlace,Paula...ah, no, por LOS enlaces ;-)

    Ese tomate verde me da muuucha envidia, q por aqui arriba no hay....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por las recetitas, Sonia! :)

      ¿No hay tomates verdes? No se me había pasado por la cabeza un mundo sin tomates verdes (y panes rosas).

      Un beso!!!

      Eliminar
  2. Qué colooorrr tiene el pan, me fascina. Me ha gustado todotodito, un plato fantástico. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  3. Que pasada desde el pan , a ñlos aros , a la hambuerguesa! ademas de bonito , delicioso. De 10. Felicidades por la originalidad. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, muchas gracias!! La verdad es que fue una cena muy buena! :P

      Un beso!!

      Eliminar
  4. Paula te doy la razón con los aros de cebolla de Sonia,
    yo los hice la semana pasada y son super crujientes y muy buenos.
    Ahora tengo la excusa de volverlos a hacer pero con tu "hamburguesa de la casa"
    que me ha llamado la atención con las avallanas y la manzana.

    Besos

    PEPI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, ¿los probaste? Son buenísimos, ¿verdad? Además de quedar crujientes, los sabores le van estupendamente!!

      La hamburguesa es una mezcla que he preparado más veces, ¡¡me encanta!!
      Me gusta mucho meter cosas 'raras' en la carne de las hamburguesas (coco rallado y curry, por ejemplo, es otra mezcla interesante :P).

      Un beso!!

      Eliminar
  5. Jeje... acabo de enseñar las fotos a Teo... lo del pan rosa le parecía un poco raro a primera vista :)
    Pero contandole un poco de que se trata y que no son muffins dulces con colorante rojo y hamburguesas ahora ya tiene ganas de probarlas :)
    Lo que tambien me chifla es la cebolla!!! Que rico todo!!!
    un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merle, es que cuando haya visto el pan rosa con ese nombre habrá pensado que vaya combinación, jajajajajaja
      La cebolla con Guinness estaba de muerte, si te gustan los aros de cebolla, ¡tienes que probar estos! :P

      Un beso!!

      Eliminar
  6. Nunca he probado pan de remolacha. Desde luego, tienen un color bien bonito. En general, te ha salido un plato muy alegre, colorido y seguro que riquísimo :-))) Ideal para la noche del viernes - sábado...
    Besos, guaoa, y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, le aporta más color que sabor, porque de sabor, sí que notas algo, pero es muy sutil, si no tuviera ese color, igual ni lo identificas.

      Este fue para una noche de jueves, pero no me importaría repetir otro día con más tiempo :P

      Un beso, y feliz semanita!!!

      Eliminar
  7. Oh, Paula, qué rico!
    Me encanta con el toque de la remolacha, ñam!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aurélie, ¡espero ponerme pronto con la siguiente receta de remolacha! Jajajaja

      Un beso!!!

      Eliminar
    2. Y por cierto, ahora que tienes calabaza, otro pan que queda muy bien es el de calabaza (yo sigo una receta muy buena, de Liliana!).

      Yo lo dejo caer :P

      Un besito!!

      Eliminar
  8. Madre mía cuánta información.... primero los muffins, que me los he perdido y ahora mismo voy a ver de qué van, luego la hamburguesa (avellanas, manzana... olé tú!) y luego los aros... que será un recetón pero que el taster se merece un aplauso por esa ejecución tan digna!! Y Sonia por la idea!

    En definitiva... menudo cenorro no? Te cambio merienda por cena :P

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, oye, Macarena, que la que cortó la cebolla (posible sangre y seguras lágrimas), y la mezclo ahí con la Guinness fui yo, ¡eh!

      Que grandísima parte del mérito es mía.

      En cuanto a la receta, ya sabes que Sonia tiene de todo :P

      PD: ¡¡Acepto el trato!! ¡¡Tú pones la merienda y yo la cena!!
      PPD: Y ya si eso, le compramos unas entradas al taster para el Dinoconcierto xD

      Eliminar
  9. Has roto el equilibrio: a partir de tus muffins, me tocaba a mí hacer la hamburguesa. Me ha encantado el resultado, los colores, los ingredientes, las fotos. Te ha quedado un plato de 10. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Esta vez me he adelantado!! :P
      Pero bueno, como poco me puedes convertir el english muffin en un pan de hamburguesa, jajaja

      Un besito!!

      Eliminar
  10. ¿Queso? ¿Manzana? ¿Tomates secos? ¿Avellanas? ¿Aros de cebolla a la Guinness? ¡Por favor, qué sofisticación! Tenías razón cuando soltabas, con toda tu modestia por delante, que las hamburguesas se te dan de escándalo. La única pena que tengo (y que tú también tienes, no lo niegues, anda, que no pasa nada, puedes llorar tranquila, en serio, no sufras, que todo tiene solución si nos lo proponemos) es no poder probarlas. Ah, y soy refansssss del pan. Se lo vi a Sandra hace bastante tiempo y me llamó la atención, porque la remolacha me flipa y este tenía un color radiactivo que flipas. Eso sí, tiene que estar de vicio. Por lo menos, mucho mejor que los tristes bollitos blandurrios que te venden en el supermercado.

    ¡Besos!

    P.D. ¡Y no me llamaste!
    P.D.D. Menos mal que no le pusiste bacón. Llegas a hacerlo y dejo de ponerte postdatas en mis comentarios.
    P.D.D.D. ¡Faltaría más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carlos, esa es la hamburguesa de la casa cuando hago en casa hamburguesa de la casa: tomates secos, avellanas y manzana.
      Genial idea que, he de reconocerlo, surgió a raíz de una mezcla para condimentar Cook Art de Ducros que me chifla.

      Por supuesto, las comimos con pena y no las disfrutamos del todo por tu ausencia, que pobrecito tú, estabas tomando hamburguesas de caballo, sin saberlo ni nada (o espera, ¡¡tú sí lo sabías!!).

      Los english muffins me chiflan para hamburguesas, así que hay que ir cambiando, y la idea de la remolacha y el pan rosa fue genial!!

      PD: Bueno, no tenía por qué reconocerlo, lo hago por que me da la gana xD
      PPD: Que sí, que te estuvimos esperando, no te llegaría la invitación...
      PPPD: No, hay veces que hay que saber combinar, no todas las hamburguesas tienen que llevar una loncha de cheddar y una de bacon...
      PPPPD: Eso nunca, por favor!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  11. Me he quedado a cuadros con el arreglo tuyo de hamburguesa :-D ¿manzana? ¿Manzana? ¿Tomates secos? ¿Avellanas? ¿Aros de cebolla a la Guinness? OMG Hace unas semanas hice mi tercera o cuarta versión de hamburguesas picando yo carnes varias en casa, verás: cerdo, ternera, salchichas, bacon... HUEVO (soy una de esas tristes jajaja), ajo... Y de repente veo lo tuyo y me da la sensación de ser una auténtica ordinaria xD

    Gracias por esta inspiración, es una hamburguesa con mucha clase ;-)

    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey!! Me encanta tu hamburguesa de voyapicartodoloquepueda, ¡al chico de los tuppers le gustaría!, ¿sabes?

      A pesar de lo del huevo, pero haré como que no lo he leído en neones y mayúsculas xD

      PD: Los aros son bestiales y queda muy bien con tu hamburguesa ordinaria.
      PPD: He decidido que voy a llamar hamburguesa ordinaria a esa que hiciste, que tiene que estar de muerte... pero con el huevo frito y colocado encima. Es un poco English breakfast (bueno vale, me lo ha recordado por las salchichas y el bacon, si más).
      PPPD: A ver, ¿la llamamos hamburguesa ordinaria o hamburguesa English breakfast?

      Eliminar
    2. Me quedo sin duda con la denominación de ordinaria xD

      Ligada con HUEVO. Es que creo que se te ha pasado leerlo antes jajajajaja

      Eliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!