miércoles, 6 de noviembre de 2013

Postrecitos de queso y yogur con salsa de frambuesas

Por las fechas, igual ya estamos más de peras y cardamomo.
De postrecito templado.
Y aquí vengo yo, con las reliquias, con un postre bien fresquito que preparé en verano.

Supongo que ya he dicho mil veces que cuando salimos de viaje, asalto los supermercados y lleno a reventar alguna maleta con comida y chorradas.
Es tan triste, que hasta me traigo Philadelphia.
Pero la hay de tantos sabores...

Cuando vi la de yogur, por supuesto, pensé: "Bueno, esta no la hay en España, pero no deja de ser mezclar yogur y queso de untar".
También me dije, cómo no: "Con este Philadelphia tienen que salir unas tartas de queso de muerte".
Y, podéis imaginarlo, me traje de Austria el Philadelphia de yogur. Tiene un sabor muy bonito, y una textura que me gustó mucho más que el normal (pero es que a mí el Philadelphia normal no es la marca de queso en crema que más me gusta, así que eso era fácil).
Y sí, no hice una tarta de queso. Porque si te metes por ahí, ya van los huevos, sour cream o más yogur, esto, lo otro. En resumen, que al final apenas aprecias el matiz de ese queso que es distinto al normal, pero no tanto.
Así que opté por buscar una receta tipo panna cotta. Con gelatina para dar textura, y poquitos ingredientes, pero con algún acompañamiento, para dar alegría.

El queso con yogur es este, y la receta es esta, con poquito meneo por mi parte.
Si os animáis, podéis utilizar otro queso de untar, o por ejemplo, el Philadelphia de miel, y servir con unas manzanitas asadas, para darle un toque otoñal. O también, cómo no, podéis mezclar queso de untar y yogur, y seguro que os sale algo muy parecido e igual de rico.

Postrecitos de queso y yogur con salsa de frambuesas
Ingredientes (2-3 raciones):
- 120 g de Philadelphia de yogur
- 1 cucharada de yogur
- Unas gotitas de extracto de almendra
- 40 gramos de azúcar glass
- 1 hoja y 1/2 (unos 3 gramos) de gelatina
- 20 ml (1 cucharada y 1 cucharadita) de leche
La salsita...
- 150 gramos de frambuesas (moras, arándanos...)
- 2 cucharaditas de zumo de limón
- 1 cucharada de azúcar
Queda más bonito...
- 2-3 galletitas para servir (usé mini shortbread)
- 1 galleta desmigada por encima

Preparación:
1) Remojar las hojas de gelatina en un tazón con agua fría.
Mientras, batimos el queso, el yogur, el extracto de almendra y el azúcar con las varillas de mano, hasta que esté bien mezclado.
2) Calentamos en el micro la leche.
Escurrimos la gelatina, se la añadimos y batimos bien bien para que se disuelva.
3) Agregamos la mezcla de leche y gelatina a la crema de queso y mezclamos bien, para que se integre todo.
Vertemos en unos moldecitos ligeramente engrasados con aceite (a ser posible que no tenga mucho sabor), dejamos enfriar un rato en la encimera y luego refrigeramos al menos 3-4 horitas antes de desmoldar y servir.
4) Llevamos a ebullición en un cacito la fruta con azúcar y el zumo de limón, y luego cocemos durante 5 minutos.
Pasamos por un colador para quitar las semillitas.
5) Servimos sobre los postrecitos desmoldados y luego decoramos con una galleta y un poco de polvo de galletita.
Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada!

17 comentarios:

  1. Vaya postrecito rico!! nos recuerda a la receta de cheesecake, pero más original.
    Nos apuntamos la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es como una tarta de queso, pero con una textura ligeramente distinta, y se nota más el sabor de queso y yogur, claro ;)

      Además, ¡¡es bastante más rápida!! :P

      Un beso!!

      Eliminar
  2. jajaajaj que divertida eres me encantan tus entradas en serio. Oye, pues a mi me ha encantado tu postrecito en esta época, así la alegras más aún, me ha encantado y con las gallettias de presentación, monísimo. Sabes? yo cuando voy de viaje también me encanta asaltar los super del lugar pero Diego me frena porque me llevaría cada cosa...jaajajajaj no tenemos arreglo eh, somos igualesss ;) un besuco muy fuerte Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mar, me alegra que te haya gustado!! Yo es que los tomo fresquitos todo el año, pero en estas épocas, la gente siempre anda sacando la tarta de manzana, más que el fresquito :P

      Uy, lo mío es al revés, me agobio pensando que no me av a entrar luego en la maleta, y es el taster quien insiste en que me lo lleve todo, jajaja

      Un besito, Mar!

      Eliminar
  3. Uma sobremesa linda e aposto que uma delicia.
    bj

    ResponderEliminar
  4. Pues mira, Paula, aunque sea fresquito, me apunto!
    Si yo cada noche tomo un yogur de postre, ése no es tan distinto en cuanto a temperatura. :-)
    Sobre el Philadelphia, seguro que podemos conseguir un efecto parecido con yogur y queso de untar estándar.
    Bueno, me voy a babear a otra parte, que ya he llenado el teclado, jeje!!
    Un besote, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, para bajar el Coeur :P

      No, no es muy distinto, y tampoco es mucho más prohibitivo, oye, jajajaja
      Estoy segura de que sí se puede conseguir así, Aurélie, la textura es distinta, más natural, claro, pero ya sabes que estas cosas son engaña-tontos (o engaña-enredas :P), es como el Philadelphia con miel, ¡¡anda que no habremos mezclado veces miel con queso!!

      Un besito!!!!!
      PD: Limpia un poquito el teclado, ¡va! :P

      Eliminar
  5. Mira que mono... yo no sé como tienes el valor de seguir diciendo que si manazas, que pin, que pan. Si haces éclairs y cosicas de estas y hasta macetas (vale, con ayuda, en esto todavía eres "cascarilla"). Así que un poquito de respeto para los que no saben freir un huevo ni preparar pasta con tomate (Herra K, por poner) y no digas nada más sobre destrozos. Que esto te ha quedado de muerte.

    Un besote.

    P.d.: Si montas nada, te mando los posavasos para tu madre.
    P.p.d.: Espero que tu madre lea esto y te presione mucho :D
    P.p.p.d.: Cardamomooooooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!

      Bueno, Macarena, esto es un postre cuqui... porque desmolda solo de un molde cuqui... Y si te fijas bien, en la primera foto se aprecian grietecitas, ¡eso a ti jamás te pasaría!

      Por cierto, no estoy segura, pero aunque las galletas fueron cosa MÍA (el taster no quiso la suya coronando), lo cierto es que es posible que la salsita (hecha por MÍ) la regase él sobre los postres. Vamos, es máqueposible...

      PD: Entendido, ¡¡NA-TA!!
      PPD: A ver, tía, no se usan posavasos dentro del frigo, y no se alientan esos comportamientos, ¡please!

      Eliminar
  6. Asi que hay Philadelphia de yogurt?! No tenía ni idea... vaya vicio :) Yo tambien me lo hubiera traido, claro que si :)
    Que guapo montaste el postre y me encantan estos platos rectangulares!!
    Un besin!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Merle, y tiene una textura muy buena. Pero bueno, imagínate, no deja de ser mezclar yogur natural con queso de untar ;)

      Gracias, Merle, esos platos me los trajeron los Reyes Magos hace un par de años, ¡¡regalo de mi padre!! :)

      Un beso!!

      Eliminar
  7. Oh, de yogur! Entonces es probable que esa variedad de Philadephia me sentara mejor que la normal, qué rabia que en España sigamos en pañales en cuanto a variedades de productos, al menos comparados con nuestros amigos centroeuropeos :P.
    Me encanta que hayas hecho este postre en lugar de tarta de queso más típica, y te ha quedado muy romántico con esa salsa rojita y los corazones del plato ;P.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues a lo mejor sí, Liliana :) La verdad es que es horrible, ver los pasillos interminables en otros países... Pero bueno, es un aliciente más para viajar, y un disfrute más cuando cruzamos la frontera :)

      Ay, el platito es de Piolín, mi primer set de desayuno madrileño, en la residencia. La taza la rompí hace no mucho tiempo, tal vez menos de un año :(

      Un beso!!

      Eliminar
  8. Ay, estos austriacos. Estos centroeuropeos en general, obsesionados con hacer sabores de cosas que de normal ya estan buenas jajaja. Aquí hay unos cuantos sabores también de este queso, cuando llegué también me daban mucha curiosidad, pero en seguida me cansé de ellos :-P la prueba aquí: http://www.flickr.com/photos/prestoniana/6093064184/in/datetaken/ no estaban tan ricos como pintaban jaja. Prefiero hacerme mis propios sabores. Por otro lado, es verdad que un poco de variedad no está de más en el supermercado xD vamos, que me contradigo mogollón...

    Me encantan las panna cottas, fueron de los primeros postres que hice cuando empecé el blog :-D tu versión me gusta mucho, más todavía el shortbread ahí clavado :-) menos mal que has hecho algo bueno con ese queso jejeje.

    Confesaré que quiero probar el philadelphia de chocolate... sí, ¿vale?

    :-P

    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, yo soy como tú. Pijadas de estas se hacen en casa, pero cuando las veo, no puedo evitar caer.

      Ese Philadelphia lo tuvieron durante un tiempo en España, me gustaba mucho, pero lo quitaron y dejaron el de salmón. Pfff, siempre quitan lo que más me gusta. Porque tía, a mí ese queso sí que me supergustaba xD

      Mmmm, a mí el Philadelphia de Milka no me gustó demasiado, o sea, para untar y eso está bien, sin más (donde esté la Nutella o un untable de chocolate...), lo usé para tarta de queso, y pensé: "Mejor hubiera sido hacer tarta de queso y chocolate o cacao y no de Philadelphia de Milka" xD

      Un beso!!!!
      PD: Lays de mojito, ¿te acuerdas?
      PPD: Nunca publiqué la entrada que les preparé...

      Eliminar

¡¡Hola!! ¡¡Gracias por tu visita!!
Si tienes alguna crítica, observación o consulta, me encantaría que me lo comentases ;)
También acepto halagos y peloteos (trata de que no sea muy descarado, ¡¡así parecerá hasta de verdad!!).

¡Gracias!